AOSLA Profesionales

 

 

email                              AOSLA-Gizalan. Asociación Profesional de Orientadores/as Socio Laborales  

 

Diputación Foral de Bizkaia y AOSLA-Gizalan

 

POR LA BOCA MUERE EL PEZ

Contra el execrable abuso de la lingüística abominable en Orientación Sociolaboral

 

 

6. Ni para ponerme enferma

 

Ni para ponerme enfermaAhora que ya somos muchos los que nos dedicamos a esto de la orientación sociolaboral, no estaría mal que fuésemos muy ruidosos, para que se notara que también en esta actividad hay muy buenos profesionales y excelentes gestores del deseo de nuestros usuarios de encontrar un buen trabajo. Buena parte de los parados son mujeres. Y como también somos mujeres la mayor parte de los orientadores laborales, es doblemente interesante que no nos discriminemos unos a otros, ¡pod'dió divino! Debemos conseguir que todo lo que escribamos y hablemos como orientadores no sea excluyente con las mujeres en general y con las que son orientadores y parados, en particular. Y porque debemos admitir que todos nos vemos afectados por la desigualdad, hablemos con propiedad, como buenos profesionales .

 

 

Ni para ponerme enfermaEres el hombre menos atractivo que he conocido en toda mi vida. En el tiempo que hemos pasado juntos, me has demostrado las peores características del hombre, y me has descubierto algunas nuevas. Eres físicamente repulsivo, intelectualmente retrasado, eres moralmente reprensible, vulgar, insensible, egoísta, estúpido, no tienes gusto, un pésimo sentido del humor… y hueles mal. Ni siquiera eres lo suficientemente interesante como para ponerme enferma ”. Las brujas de Eastwick (1987)

 

En estas condiciones, queridas colegas, es necesario convenir que para las mujeres no es fácil insultar. Dejando de lado los términos zafios y excesivos y refiriéndonos a vocablos sin versión en el género opuesto, o bien con un significado en masculino precisamente contrario a la definición más elemental del insulto, parece que todo está preparado, para que terminemos tirando piedras contra nuestro propio tejado. Y es que nos han reducido el léxico y nos lo han puesto en contra.

 

Por ejemplo, si te acusan de decir chuminadas, ni se te ocurra responderles que ellos tienen unas ideas cojonudas. Si te llaman lagarta, es normal que te indignes, pero si les dices que son unos lagartos, es normal que se rían. Si te dicen que lo tuyo vale un higo, están utilizando una determinada “imagen” de los genitales femeninos en sentido despectivo, pero si les respondes que lo suyo vale un huevo, les estás diciendo lo contrario de lo que pretendes. Lo peor es que decir “no vale un huevo” sigue sin aportar el significado que buscas. Si te llaman matrona, no te están adjudicando una hipotética profesión, sino que, desde tiempo inmemorial, el androcentrismo ha conferido la obesidad a un oficio tradicionalmente femenino. Pero si, como reacción, les pretendes insultar, calificándoles de asistentes de parto, no veas el ataque de risa floja que provocas.

 

Ni para ponerme enfermaAsí las cosas, queridas, a la mujer sólo le queda el recurso de la inteligencia. La perorata que Cher le espeta a Jack Nicholson, en “Las brujas de Eastwick”, probablemente la colección de insultos mejor plantada de la historia del cine, es una buena línea a seguir, en las técnicas de defensa personal de baja intensidad.

 

(Un insulto es la negación de una cualidad que la sociedad espera de una persona. Y como la sociedad tradicional espera cualidades diferentes en mujeres y hombres, los insultos son diferentes. Hay más insultos específicos para las mujeres que para los hombres y, a menudo, son insultos que se refieren a su sexualidad).

 

 


Diputación Foral de Bizkaia y AOSLA-Gizalan


 

 

WAI     cumple normas WAI de accesibilidad C&P

 

AOSLA-Gizalan. Cif: G95164422 | Alameda de Recalde 64, entreplanta, departamento 4B- 48010 BILBAO [ Bizkaia ]
Tlfno.: 944 430 179 | Fax: 944 430 179 | Email: aosla@aosla.org
Desarrollado por C&P, Comunicación y Prospección

aosla@aosla.org